La fórmula de Optim Curcuma, Longvida®, está garantizada SIN polisorbato.

Actualmente existen fórmulas a base de curcumina que contienen polisorbato 80 (unas hasta 94% del contenido de la cápsula), pero el polisorbato 80 puede tener algunos efectos secundarios:

¿QUÉ ES EL POLISORBATO 80?

El polisorbato 80 (o Tween 80) es un monooleato de sorbitán polioxietilenado. Es una molécula sintética utilizada como aditivo alimentario (número E433), como ingrediente en algunos productos cosméticos y también en algunas vacunas contra la gripe.

Es un emulsionante que estabiliza las emulsiones. De hecho, el polisorbato 80 tiene la característica de tener una parte hidrofílica y otra lipofílica. Esto permite, por ejemplo, mejorar la solubilidad en agua de moléculas hidrofóbicas como la curcumina y mejorar así su asimilación.

¿EL POLISORBATO ES TÓXICO/PELIGROSO?

El polisorbato está autorizado en la Union Europea como aditivo alimentario (E433). Sin embargo, la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) ha reevaluado la toxicidad de algunos aditivos, incluido el polisorbato. El Comité Científico de la Alimentación Humana (SCF) y Japoón han definido la ingesta diaria tolerada hasta un máximo de 10 mg/kg de peso corporal.

Esta cantidad corresponde al consumo diario de 600 mg de polisorbato para una persona de 60 kg. Por lo tanto, la ingesta diaria tolerada se supera rápidamente cuando se toman complementos alimenticios que contienen este aditivo.

¿CUÁLES SON LOS POSIBLES EFECTOS SECUNDARIOS DEL POLISORBATO?

➡ En ratones, el polisorbato 80, en concentraciones relativamente bajas, provocan alteraciones en el ecosistema intestinal, inflamación y síndrome metabólico (aumento del consumo de alimentos, obesidad, hiperglucemia y resistencia a la insulina). Además, investigadores de las Universidades de Gante (Bélgica) y Atlanta (EE.UU.) han demostrado que los emulsionantes como el polisorbato modifican la composición de cepas bacterianas de la microbiota intestinal de forma que la flora intestinal es más pro-inflamatoria. (Chassaing, 2015; Chassaing 2017)

➡ Otros dos artículos recientes han acusado a los emulsionantes de causar disfunciones de la barrera intestinal al afectar las uniones estrechas, es decir, un aumento de la permeabilidad intestinal. Cuando las uniones estrechas se desestabilizan, esto conduce a la entrada de antígenos extraños que activan la inflamación y los fenómenos de autoinmunidad. (Lerner, 2015; Csáki, 2011).

Por lo tanto, el consumo de polisorbato no se recomienda para personas con colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn o inflamación intestinal.

Fuentes

Chassaing B, Koren O, Goodrich JK, Poole AC, Srinivasan S, Ley RE, Gewirtz AT. Dietary emulsifiers impact the mouse gut microbiota promoting colitis and metabolic syndrome. Nature. 2015 Mar 5;519(7541):92-6.

Csáki KF. Synthetic surfactant food additives can cause intestinal barrier dysfunction. Med Hypotheses. 2011 May;76(5):676-81. doi: 10.1016/j.mehy.2011.01.030.

EFSA (https://www.efsa.europa.eu/fr/efsajournal/pub/4152)

Evaluation Report of Food Additives Polysorbates 20,60 and 80, June 2017 http://www.fsc.go.jp/english/evaluationreports/foodadditive/polysorbate_report.pdf

Lerner A, Matthias T. Changes in intestinal tight junction permeability associated with industrial food additives explain the rising incidence of autoimmune disease. Autoimmun Rev. 2015 Feb 9. pii: S1568-9972(15)00024-5. doi: 10.1016/j.autrev.2015.01.009.

Noticias relacionadas

Noticias relacionadas