Your cart is empty!
View Cart Checkout
Subtotal de la cesta: 0.00 €

La vitamina D

La importancia de la vitamina D

La vitamina D ha pasado de ser sólo una vitamina, a ser una importante prohormona con múltiples efectos. Su acción no sólo está relacionada con el metabolismo mineral óseo y el equilibrio fosfocálcico, sino también con efectos importantes en múltiples tipos celulares y en diversos mecanismos (ciclo celular, endocrino, sistema inmune, microbiota intestinal…)

Por lo tanto, la deficiencia de vitamina D se relaciona no sólo con raquitismo y osteomalacia, sino también con mayor riesgo de diabetes y de enfermedades cardiovasculares, oncológicas, infecciosas y autoinmunes. (Zaluaga, 2011)

En España, casi 90% de la población tiene niveles séricos de vitamina D inferiores al valor mínimo recomendable (75 mmol/l). (González-Moreno, 2011)

Sólo del 10% al 20% de la vitamina D es absorbida por el organismo a través de la alimentación.

La vitamina D3 (colecalciferol) – la forma más activa – es sintetizada en la piel a partir de la conversión del 7-dehydrocholesterol luego de la exposición a la radiación ultravioleta-B (UVB) de la luz solar.

La falta de exposición al sol, el envejecimiento de la piel, la toma de algunos fármacos contribuyen a la reducción de la síntesis de la vitamina D o de sus metabolitos activos.

Sin una complementación adicional es imposible en España mantener niveles óptimos de vitamina D en otoño e invierno.

 

¿Cuáles son los beneficios de la vitamina D?

La vitamina D, esencial para todas las edades, contribuye:

– al mantenimiento normal de los huesos, dientes

– al mantenimiento de la función muscular

– al buen funcionamiento del sistema inmunitario

La vitamina D tiene también un papel en el proceso de la división celular.

 

Fuentes de Vitamina D

La vitamina D existe principalmente en 2 formas:

La vitamina D2 (ergocalciferol)

Hongos

La vitamina D3 (cholecalciferol)

– Sintetizada en la piel (rayos UVB)

– Hígado de bacalao

– Pescados azules (salmón, sardina, atún …)

– Productos lácteos

– Hígado de ternera

– Yema

– Liquen

Los estudios realizados hasta la fecha aseguran que sólo el 10% al 20% de la vitamina D es absorbida por el organismo a través de la alimentación. La vitamina D se sintetiza en la piel, por la acción de los rayos UVB.

Carencias de vitamina D – España

La mayoría de los estudios coinciden en que las concentraciones séricas de 25- hidroxivitamina D inferiores a 25 nmol/l corresponden una carencia grave. Los niveles entre 25 y 75 nmol/l se consideran como deficiencia, y los niveles óptimos son aquellos que están por encima de 75 nmol/l. (Henry 2010; NIH)

niveles carencias 25(OH)vitamina D
Un estudio prospectivo español con mas de 1200 participantes reportó que el 50% de los participantes tenían una concentración sérica de 25(OH)-D inferior a 56 nmol/l. 90% de los participantes tenían niveles séricos de 25(OH)-D inferiores a 78 nmol/l, el valor mínimo recomendable (González-Moreno, 2011)
El 94 % de la población española reportó ingestas menores al 80 % de las recomendaciones de ingesta diaria (=5mcg/día o 200 UI/día) (Estudio ANIBES)

La prevalencia de personas deficientes (tasa <50 nmol/l) aumenta de casi un 40% entre el verano y el invierno. (González-Moreno, 2011)

 

Principales causas de carencia de vitamina D

La deficiencia de vitamina D tiene múltiples causas:

-Exposición solar insuficiente

-Pigmentación de la piel o piel envejecida

-Cremas de protección solar con un índice ≥ 30: reducción de más del 95% en la síntesis de la vitamina D.

-Obesidad (IMC ≥ 30)

-Síndromes de Malabsorción de Grasa

-Cirugía bariátrica -Hiperparatiroidismo (PTH elevada)

-Enfermedad Renal Crónica

-Toma de ciertos fármacos competitivos: anticonvulsivos, tratamientos contra el SIDA (ver Interacciones)

 

Cuando la síntesis de vitamina D es inadecuada debido a una insuficiente exposición a la radiación UVB o por otras cosas, la ingesta oral de vitamina D3 es necesaria para satisfacer los requerimientos de vitamina D.

 

Recomendaciones

En España y en Europa (EFSA), los Valores de Referencia de Nutrientes (VRN) son los siguientes:

Niveles VRN EFSA

*Estos niveles han sido calculados para alcanzar un concentración sérica de 50 nmol/L

El panel de la SEIOMM (SociedadEspañola de Investigación Ósea y del Metabolismo Mineral y Sociedades afines) establece, en situaciones específicas, las siguientes recomendaciones, si bien opina que cuando existe deficiencia de vitamina D son necesarias dosis más elevadas para conseguir los niveles óptimos:

REcomendaciones vitamina D SEIOMM

Sobre la base de la alta prevalencia de deficiencia grave de vitamina D en los pacientes con fractura osteoporótica de cadera, el panel considera que es aconsejable realizar una determinación de los niveles de vitamina D, y cuando no fuera posible recomienda el uso de dosis superiores.

El panel aconseja para los pacientes que reciben corticoides una toma diaria de 800-1000 UI.

 

Efectos de algunos fármacos sobre los niveles de vitamina D

Algunos fármacos pueden reducir los niveles séricos de 25(OH)D y/o 1,25(OH)D.

Los anticonvulsivos (cenitoina, carbamazepina, fosfenitoina, fenobarbital), los glucocorticoides, la rifampicina (antibiótico), los antirretrovíricos (VIH) y la hierba de San Juan incrementan el metabolismo de la vitamina D y pueden disminuir los niveles de 25(OH)D.

La colestiramina/colestipol (resinas de intercambio aniónico), orlistat (evita la absorción de parte de las grasas) y el aceite mineral no deberían tomarse al mismo tiempo que la vitamina D porque pueden disminuir la absorción intestinal de vitamina D.

El medicamento antifúngico, ketoconazol, inhibe a la enzima 25-hidroxivitamina D3-1α – hidroxilasa, y se ha encontrado que reduce los niveles de 1,25-dihidroxivitamina D del suero en hombres sanos.

El uso de algunos agentes citostáticos (inhibidores del crecimiento celular) puede también incrementar la degradación de la 25-hidroxivitamina D y 1,25-hidroxivitamina D en pacientes con cáncer bajo quimioterapia.

 

Referencias:

EFSA: https://www.efsa.europa.eu/sites/default/files/consultation/160321.pdf

EFSA: https://www.efsa.europa.eu/en/press/news/120727-0

González-Molero I, Morcillo S, Valdés S, Pérez-Valero V, Botas P, Delgado E, Hernández D, Olveira G, Rojo G, Gutierrez-Repiso C, Rubio-Martín E, Menéndez E, Soriguer F. Vitamin D deficiency in Spain: a population-based cohort study. Eur J Clin Nutr. 2011 Mar;65(3):321-8.

Henry 2010 “14th Vitamin D Workshop consensus on vitamin D nutritional guidelines”

NIH National Institue of Health – https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminD- HealthProfessional/#h5/

SEIOMM: https://www.secot.es/uploads/descargas/grupos_trabajo/geios/ GEIOS_Consenso_Vit_D.pdf

Zuluaga Espinosa“Vitamina D: nuevos paradigmas” Medicina & Laboratorio 2011, Volumen 17, Números 5-6