Autor: Josep Lluis Berdonces (Doctor en Medicina, Diplome Européen de Phytotherapie et Plantes Medicinales, Université de Montpellier).

La Ashwagandha (Whitania somnifera dunal)

La Withania rosea o ashwagandha es un remedio milenario citado en la medicina ayurvédica, tanto en su forma simple como en combinación con otras hierbas. Los estudios preclínicos nos indican un efecto antimicrobiano, antiinflamatorio, antitumoral, neuroprotector, ansiolítico, cardioprotector (frente a la toxicidad de quimioterápicos) y antidiabético. Sin embargo, los estudios sobre esta planta van más allá del uso tradicional de su raíz, ya que la presencia de withaferina en las hojas abre una nueva vía de investigación por la potencialidad que tiene como futuro fármaco quimioterápico (Nawab 2015).

Se considera a Ashwagandha como un excelente adaptógeno, terminología propuesta por Israel Brekhman (Brekhman 1969), aunque este término no ha sido aceptado completamente en medicina por la dificultad que existe en discriminar los productos adaptogénicos con otros con actividad inmunomoduladora, anabólica, nootrópica o tónica física y nerviosa (Wagner 1994).

 

Taxonomía

Nombres vernáculos:  Withania, bufera, ginseng indio, orovale, oroval, orvala, hierba mora mayor, beleño macho, tomate del diablo, vejiguilla, hierba mora somnífera, cajita. Sánscrito: ashwagandha.

Familia: Solanáceas

 

Hábitat

Planta de distribución muy amplia, originaria de la India, pero extendida en ambas direcciones hasta el Extremo Oriente y el Mediterráneo. Se encuentra incluso en algunas zonas de Andalucía. La planta crece silvestre y también se cultiva para uso medicinal.

 

Descripción

Planta arbustiva, algo leñosa, que puede alcanzar 1,5 m de altura, con tallo pubescente y una vellosidad grisácea o blanquecina. Las flores son axilares, en grupos de tres o cuatro, cortamente pedunculadas y con una corola de color verde amarillento. El fruto es una baya pequeña de color anaranjado, del tamaño de un guisante, que antes de madurar está recubierta de una cubierta o vejiga. Tiene un olor fuerte, algo desagradable, parecido al del sudor del caballo, de donde deriva su nombre sánscrito, que quiere decir «olor a caballos».

 

Historia/etnobotánica

Withania somnifera (Ashwagandha) es una planta conocida y usada por la medicina Ayurvédica, usándose las raíces. En medicina ayurvédica, se le atribuyen a la raíz propiedades parecidas a las del ginseng chino, de ahí que en Europa se la llame muchas veces «ginseng indio»; normaliza todas las funciones del organismo. Como su nombre indica, la raíz produce somnolencia.

 

Fitoquímica

Contiene compuestos esteroidales de gran interés, especialmente los withanólidos A a Y, dehidrowithanólido R, withasomniferina A, withasomidienona, withasomniferoles A a C, withanona y withaferina A (una lactona terpénica).

Fitosteroles sitoindósidos, beta sitosterol.

Alcaloides: ashwagandhina, cuscohigrina, tropina, pseudotropina, isopelletierina, y anaferina.

Aminoácidos: Triptófano

Tienen mayor interés los withanólidos, lactonas esteroidales (ergostano, withanona, withasomidienona), esteroides diversos, alquanoides y whitaferina. Desde un punto de vista farmacológico, los principios activos son esencialmente los withanólidos, con una estructura química similar para muchas solanáceas. En las hojas encontramos la withaferina, una indicación moderna puesto que existen numerosos estudios que nos indican una posible acción en el cáncer. Hay que recordar que medicamentos oncológicos como taxol, vinblastina o vincristina tienen también un origen vegetal.

 

Usos

Se utiliza especialmente la raíz.

Es una planta relajante y tranquilizante, y unido esto a su efecto adaptógeno la hace especialmente interesante en el tratamiento del estrés y como complemento en el tratamiento de la ansiedad. En dosis elevadas, puede ser interesante para inducir el sueño.

Se considera un inmunomodulador, antioxidante y adaptógeno, acorde con la utilización tradicional de la medicina ayurvédica, que la recomienda como buen remedio para alcanzar la longevidad. Se sabe que aumenta la actividad de la SOD (superóxidodismutasa), potencia el sistema inmunológico y reduce los efectos nocivos de muchos fármacos utilizados como quimioterapia para el cáncer (Birla 2019).

Además de ello, los withanólidos parecen tener otros efectos de tipo antiinflamatorio y hepatoprotector.

Otras indicaciones menos reconocidas de la withania son el tratamiento de la hipertensión, el Parkinson, la diabetes o la insuficiencia venosa.

 

Ansiedad y estrés

El uso de Ashwagandha aumenta la actividad colinérgica, comprobándose en el aumento de acetilcolina y de la actividad de la colinacetiltransferasa (Schliebs 1997).

Se hizo un metanálisis de los diferentes estudios de la eficacia de Ashwagandha en la ansiedad y estrés con estudios que cumplieran criterios adecuados; como por ejemplo valorar el grado de depresión mediante la escala de Hamilton. La mayoría de los estudios concluyen que Ashwagandha ocasiona una mejoría significativa comparada con otros abordajes como el placebo o la psicoterapia (Pratte 2014). Debido a su actividad GABA-érgica sobre los receptores inotrópicos GABA-A y GABA-r, se explica la eficacia de Ashwagandha en el tratamiento del insomnio (Candelario 2015).

Debido a la relación que existe entre la ansiedad/estrés y el aumento de peso se ha comprobado que Ashwagandha puede ser efectivo como tratamiento complementario de la ansiedad que provoca el sobrepeso (Choudhary 2017).

El extracto de raíz de Ashwagandha durante 60 días produjo una reducción significativa (P<0.0001) de todas las escalas de estrés en comparación con el grupo placebo, disminuyendo sustancialmente (P=0.0006) los niveles de cortisol sérico (Chandrasekhar 2012).

 

Depresión

En su uso tradicional Ashwagandha se ha recomendado en los trastornos caracteriales.

Acción GABA-mimétic

Estudios preclínicos nos sugieren que contiene un ingrediente con acción GABA-mimética, inhibiendo los receptores de 5-Hidroxitriptófano1 y estimulando los del 5-HTP2, lo cual deriva, en modelos animales, en la reducción de los índices de ansiedad y depresión. Este efecto se ha comparado al del Lorazepam.

Efecto antidepresivo

En dosis de 1 g/día se ha comprobado su eficacia antidepresiva en tratramientos de un mes de duración, aunque se han observado diferencias significativas a los 15 días de iniciar el tratamiento. En estudios a medio plazo, se ha observado que el efecto no decrece tras 18 meses de tratamiento continuado.

Se recomendaron dosis de 125, 250 o 500 mg en otro estudio, observándose una relación cuantitativa entre la dosis y el efecto antidepresivo (Andrade 2009).

También se valoró el efecto ansiolítico y antidepresivo de los whitanólidos en animales de experimentación, administrándose entre 20 y 50 mg/kg durante 5 días, comparándose los resultados con el Lorazepam y la imipramina. Los fármacos se administraron 30 min antes de realizar las evaluaciones, comprobándose un efecto similar al Lorazepam. También se evaluó el efecto antidepresivo encontrándose resultados equiparables a la imipramina (Bhattacharya 2000).

 

Rendimiento intelectual

En un estudio se comprobó el efecto estimulante de la memoria que tradicionalmente se atribuye a esta planta; en él se administraron 2 cápsulas de 250 mg de extracto acuoso al día. Los tests mcognitivos y de rendimiento se realizaron antes de la toma, a las 3 horas de la toma y nuevamente el día 15 después de la administración. En este estudio se concluye que ashwagandha mejora la reacción simple, la discriminación, la sustitución de símbolos, la vigilancia e incluso la habilidad en los juegos de naipes, en comparación con el placebo (Pingali 2014).

 

Inmunomoduladora

Ashwagandha se considera un producto adaptógeno, caracterizado por mejorar el rendimiento físico e intelectual; y mejorando además la respuesta inmune.

 

Antiinflamatorio

Ashwagandha tiene una innegable acción antiinflamatoria por una acción directa sobre las citokinas, acción que parece sumar a la hora de valorar su efecto inmunomodulador y antitumoral, y especialmente en el proceso inflamatorio de la fibrosis quística atribuible especialmente a la withaferina (Maitra 2009), que tiene una acción supresora de NF-κB (factor potenciador de las cadenas ligeras kappa), de los linfocitos T y de las citokinas. Esto explica también el efecto antipirético de la withaferina, comparable al de la indometacina, lo cual se explica por su acción sobre las citokinas (Vanet 1987).

 

Contraindicaciones / Efectos secundarios

Como bien dice su nombre, tiene un notable efecto somnífero, por lo que no se recomienda en dosis elevadas, ni en embarazadas o personas con problemas psiquiátricos, sin consejo del médico.

Los estudios de toxicidad realizados indican que Ashwagandha no provoca gastritis ni aumento de ulceraciones gástricas.

El consumo de esta planta aumenta los niveles de T3 y T4 en animales de experimentación, por lo cual la utilización de este complemento en individuos con hipertiroidismo deberá ser evaluado por un médico.

 

Dosificación

La titulación habitual de withanólidos en los extractos es del 8%.

La dosis habitual es de 3 a 6 g de planta por dosis diaria o 300-600 mg/d de extractos.

 

Bibliografia

Andrade C (2009): Ashwagandha for anxiety disorders. The World Journal of Biological Psychiatry, Volume 10, 2009; Issue 4-2, 686-687

Bhattacharya SK et al (2000): Anxiolytic-antidepressant activity of Withania somnifera glycowithanolides: an experimental study. Phytomedicine, Volume 7, Issue 6, December 2000, Pages 463-469.

Birla H et al (2019): Neuroprotective effects of Withania somnifera in BPA induced-cognitive dysfunction and oxidative stress in mice. Behav Brain Funct. 2019 May 7;15(1):9.

Brekhman I et al (1969). New substances of plant origin which increase nonspecific resistance. Ann Rev Pharmacol 9: 419-30

Candelario M et al (2015): Direct evidence for GABAergic activity of Withania somnifera on mammalian ionotropic GABA A and GABAr receptors. J Ethnopharmacol. 2015; 171:264-272.

Chandrasekhar K et al (2012): A prospective, randomized double blind, placebo-controlled study of safety and efficacy of a high concentration full spectrum extract of Ashwagandha†root in reducing stress and anxiety in adults. Indian J Psychol Med. 2012 Jul-Sep; 34(3): 255–262.

Choudhary et al (2017): Body weight management in adults under chronic stress through treatment with Ashwagandha root extract: A double-blind, randomized, placebo-controlled trial. Journal of Evidence-Based Complementary & Alternative Medicine 2017, Vol. 22(1) 96-106

Devi PU et al (1995): In vivo growth inhibitory and radiosensitizing effects of withaferin A on mouse Ehrlich ascites carcinoma. Cancer Letters, Volume 95, Issues 1–2, 16 August 1995, Pages 189-193.

Dhuley JN (1998): Effect of ashwagandha on lipid peroxidation in stress-induced animals. J Ethnopharmacol. 1998, 60: 173-178.

Hahm E et al (2011): Withaferin A-Induced Apoptosis in Human Breast Cancer Cells Is Mediated by Reactive Oxygen Species. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0023354

Hanson A (2004): Withaferin A is a potent inhibitor of angiogenesis. Angiogenesis, June 2004, Volume 7, Issue 2, 115–122.

Hyoung Y et al (2015): Chemotherapeutic Effect of Withaferin A in Human Oral Cancer Cells. Journal of Cancer Therapy, 2015, 6, 735-742.

Kuboyama T et al (2005): Neuritic regeneration and synaptic reconstruction induced by withanolide A. Br J Pharmacol. 2005, 144: 961-971.

Kumar S, et al (2012): An aqueous extract of Withania somnifera root inhibits amyloid beta fibril formation in vitro. Phytother Res. 2012, 26: 113-117.

Maitra T (): Inhibition of NFκB by the natural product Withaferin A in cellular models of Cystic Fibrosis inflammation. Journal of Inflammation, 2009, 6:15

Nawab JD et al (2015): Pharmacologic overview of Withania somnifera,the Indian Ginseng. Cellular and Molecular Life Sciences, December 2015, Volume 72, Issue 23, pp 4445–4460.

Pingali U et al (2014): Effect of standardized aqueous extract of Withania somnifera on tests of cognitive and psychomotor performance in healthy human participants. Pharmacognosy Res. 2014 Jan;6(1):12-8.

Pratte A et al (2014): An Alternative Treatment for Anxiety: A Systematic Review of Human Trial Results Reported for the Ayurvedic Herb Ashwagandha (Withania somnifera). The Journal of Alternative and Complementary Medicine 20, No. 12, 901-908.

Schliebs R et al (1997) V: Systemic administration of refined extracts from Withania somnifera (Indian Ginseng) and Shilajit differentially affects cholinergic but not glutamatergic and GABAergic markers in rat brain. Neurochem Int. 1997, 30: 181-190.

Vane JR (1987) The evolution of non-steroidal antiinflammatory drugs and their mechanisms of action. Drugs, 33: 18-27

Wagner H (1994): Plant adaptogens. Phytomedicine Volume 1, Issue 1, June 1994, Pages 63-76