La cúrcuma se utiliza en India desde hace mas de 5.000 años.

A finales del siglo XIII, Marco Polo comparaba en su libro sobre las maravillas del mundo la cúrcuma con el azafrán:

« … Hay una sustancia vegetal que posee tanto las características del azafrán como su color, pero que no es exactamente azafrán. La cúrcuma está muy bien considerada, es un ingrediente que se encuentra en todos sus platos, y su precio es elevado …»