Investigadores de la Universidad de Central Michigan publicaron el mes pasado los resultados de un estudio que compara la curcumina estándar con la curcumina Longvida (microencapsulación lípido-sólida) en un modelo de ratón.

Estos autores estudiaron la actividad antiinflamatoria, la formación de las placas beta-amiloide y la morfología neuronal en diferentes regiones del cerebro de ratones 5xFAD tratados con las dos formulaciones durante 2 y 5 días.

Observaron que la fórmula Longvida tiene una mayor afinidad por las placas beta-amiloides en comparación con el extracto de curcumina estándar. Estos resultados sugieren que la bicapa lipídica de Longvida facilita la permeabilidad de la curcumina en el cerebro, es decir, el paso de la barrera hematoencefálica.

En este estudio, la curcumina redujo significativamente la neuroinflamación y la inmunorreactividad en diferentes áreas clave del cerebro de ratones tratados. En ratones tratados con curcumina, también hubo una reducción en la formación de placas beta-amiloides y una disminución en el número de neuronas con morfología anormal. El tratamiento con la fórmula Longvida tuvo efectos antiinflamatorios, antiamiloides y neuroprotectores superiores en comparación con el extracto de curcumina estándar.

Estos resultados sugieren que la curcumina Longvida es una formulación más efectiva y prometedora como neuroprotector que el extracto de curcumina estándar.

Longvida es la formulación utilizada en Optim Curcuma

Fuente:

Maiti P, Paladugu L, Dunbar GL. Solid lipid curcumin particles provide greater anti-amyloid, anti-inflammatory and neuroprotective effects than curcumin in the 5xFAD mouse model of Alzheimer’s disease. BMC Neurosci. 2018 Feb 23;19(1):7.