En este video (en ingles), el Dr. Keith Black explica cómo la curcumina de Longvida, la fórmula de Optim Curcuma, atraviesa la barrera hematoencefálica y de la retina y se une perfectamente a la placa beta amiloide, estrechamente relacionada con la aparición de la enfermedad de Alzheimer. La curcumina también es un fluorocromo y genera naturalmente señales fluorescentes, por lo que una vez atada a la placa beta amiloide, estas señales fluorescentes en la retina son capturadas por un dispositivo de imágenes que permite medir el nivel de las placas.