La función del hígado

El hígado es uno de los órganos vitales del cuerpo, responsable entre otras cosas de:

  • metabolizar los nutrientes
  • almacenar los carbohidratos bajo forma de glucógenos
  • participar en el metabolismo de las grasas – función fundamental para el control de las reservas de energía
  • producir bilis para acompañar la digestión
  • sintetizar las encimas, las proteínas plasmáticas de la inflamación
  • filtrar la sangre
  • transformar sustancias potencialmente tóxicas que el organismo utiliza en inofensivas

El hígado es el órgano interno más voluminoso del cuerpo humano.

El cansancio crónico, las dificultades de recuperación, la palidez o amarillez pueden ser signos de un mal funcionamiento del hígado.

Proteger el hígado para sentirse mejor

¿Cómo puede la curcumina proteger el hígado?

La cúrcuma, sobre la cual existen numerosos estudios que demuestran su efecto hepatoprotector, se utiliza tradicionalmente para proteger el hígado contra varias agresiones. La curcumina, le principio activo de la cúrcuma puede eliminar las toxinas, y proteger el hígado.

La curcumina ayuda a eliminar las sustancias tóxicas

El hígado es el principal órgano del cuerpo que elimina sustancias ajenas al cuerpo (xenobióticos) y filtra permanentemente la sangre. Entre estas moléculas“extrañas” nos encontramos con: las hormonas, los medicamentos, los metales pesados, los aditivos alimentarios…

El hígado transforma las sustancias tóxicas en derivados solubles, que se eliminan justo después en la orina o las materias fecales. Además la curcumina mejora la digestión estimulando el hígado y la vesícula biliar y aumenta la producción de encimas pancreáticas. El aumento de la producción de bilis permite acelerar el proceso de eliminación de sustancias tóxicas.

La curcumina es también un agente quelante, es decir que tiene afinidad para unirse a metales pesados y facilitar su secreción por el organismo: ésta se une por ejemplo al Cadmio, al Mercurio y al Plomo, y permite también reducir la toxicidad en el hígado.

Debido a este proceso de eliminación la curcumina protege al hígado de un gran número de agentes tóxicos.

La curcumina protege el hígado contra la oxidación y reduce el proceso inflamatorio.

Algunas inflamaciones recurrentes del tejido hepático provocadas, por ejemplo, por el abuso del alcohol, destruyen las células del hígado. El tejido hepático normal se sustituye con otros tejidos y el resultado es la eliminación de las funciones hepáticas.

La curcumina permite proteger el daño de las células hepáticas reduciendo la oxidación de los lípidos y el proceso de inflamación inhibiendo el factor nuclear Kappa-B (NF-KB). (Muriel 2009)

Empieza una dieta detox!

Fuentes:

García-Niño WR, Pedraza-Chaverrí J. Protective effect of curcumin against heavy metals-induced liver damage. Food Chem Toxicol. 2014 Jul;69:182-201

Muriel P. NF-kappaB in liver diseases: a target for drug therapy. J Appl Toxicol. 2009 Mar;29(2):91-100.