La Curcumina

La Curcuma Longa, de nombre común cúrcuma, es una planta herbácea de la familia de las zingiberáceas, nativa del suroeste de la India. Es usada, desde hace miles de años, en la cultura asiática, donde está considerada la reina de las especias dadas sus características organolépticas y sus múltiples propiedades terapéuticas y protectoras.

La curcumina, sustancia causante del color amarillo, es el principio activo responsable de su actividad clínica y farmacológica.

Actividad antiinflamatoria

La actividad antiinflamatoria de la cúrcuma se conoce desde hace varios siglos, pero en las dos pasadas décadas se ha intensificado notablemente su investigación.(1) Es uno de los principales remedios naturales utilizados por la Medicina Ayurveda y en la Medicina Tradicional China.

Uno de los muchos beneficios de la curcumina, demostrado en innumerables estudios clínicos, es su capacidad de mejorar los procesos inflamatorios. Por ello, ha demostrado ser muy útil y utilizada en caso de procesos inflamatorios crónicos. Éstos representan el 46% total de enfermedades, y son causantes del 59% de las causas de muerte a nivel mundial.(2)

Se ha demostrado que el efecto antiinflamatorio de la curcumina actúa a través de la regulación de factores de transcripción inflamatorios (como el factor nuclear kappaB), enzimas (ciclooxigenasa-2 y lipooxigenasa-5) y citoquinas (factor de necrosis tumoral e interleucinas 1 y 6).(3)

Eicosanoides proinflamatorios

La curcumina inhibe los procesos inflamatorios tanto agudos como crónicos. Esto se debe en primer lugar a que combate la formación de eicosanoides proinflamatorios (metabolitos del ácido araquidónico). Estos potentes mediadores inflamatorios se originan cuando se libera ácido araquidónico de fosfolípidos de las membranas por acción de la fosfolipasa-A2 (LPA-2). A continuación, el ácido araquidónico se transforma debido a las enzimas COX-2 (ciclooxigenasa-2) y 5-LOX (5-lipoxigenasa) en prostaglandinas tipo 2 (PGE2) y leucotrienos tipo 5.
Se ha observado que la curcumina inhibe de forma significativa la actividad de las enzimas fosfolipasa-A2, COX-2 y 5-LOX4. El hecho de que inhiba la fosfolipasa-A2 es muy ventajoso ya que la liberación del ácido araquidónico es el paso determinante de la velocidad en la producción de eicosanoides proinflamatorios.4, (5) Estos últimos favorecen las afecciones inflamatorias típicas y la inflamación crónica.

El papel fundamental del Factor Nuclear Kappa Células B (NF-kB)

La segunda forma, no menos importante, en la que la curcumina combate las inflamaciones consiste en la inhibición del NF-kB (factor nuclear potenciador de las cadenas ligeras kappa de las células B activadas).(2,6)
El NF-kB es un grupo de factores de transcripción inducibles, presentes en prácticamente todas las células del organismo, que ejercen un control sobre la transcripción de genes (ADN) que regulan la respuesta inflamatoria a través de la producción de citocinas, quimiocinas, moléculas de adhesión, metaloproteinasas y proteínas de fase aguda.(2)

Propiedades antiinflamatorias de la fórmula de Optim Curcuma

Un estudio científico publicado en el Journal of Medicinal Food confirma las propiedades antiinflamatorias de la fórmula patentada de Optim Curcuma. (7) Un grupo de investigadores de la Universidad de Rhode Island (EE. UU.) informó que el tratamiento de células con la curcumina de la fórmula deOptim Curcuma reduce significativamente los mediadores de la inflamación, como el óxido nítrico (NO), las prostaglandinas E2 (PGE2) y las proteínas interleucinas 6 (IL-6). De hecho, la curcumina inhibe la activación de la proteína NF-kB.

La inhibición del NF-kB se considera un objetivo primordial a nivel clínico-terapéutico en la prevención de las inflamaciones crónicas y degenerativas.

Leer tambien:

Estudios clínicos con la fórmula de Optim Curcuma

Curcumina y biodisponibilidad

 

Referencias:
1) Jurenka JS. Anti-inflammatory properties of curcumin, a major constituent of Curcuma longa: a review of preclinical and clinical research. Altern Med Rev. 2009 Jun;14(2):141-53. Review. Erratum in: Altern Med Rev. 2009 Sep;14(3):277.
2) He Y, Yue Y, Zheng X, Zhang K, Chen S, Du Z. Curcumin, inflammation, and chronic diseases: how are they linked? Molecules. 2015 May 20;20(5):9183-213
3) Aggarwal BB, Harikumar KB. Potential therapeutic effects of curcumin, the anti-inflammatory agent, against neurodegenerative, cardiovascular, pulmonary, metabolic, autoimmune and neoplastic diseases. Int J Biochem Cell Biol. 2009 Jan;41(1):40-59.
4) Hong J, Bose M, Ju J, Ryu JH, Chen X, Sang S, Lee MJ, Yang CS. Modulation of arachidonic acid metabolism by curcumin and related beta-diketone derivatives: effects on cytosolic phospholipase A(2), cyclooxygenases and 5-lipoxygenase. Carcinogenesis. 2004 Sep;25(9):1671-9.
5) Koeberle A, Northoff H, Werz O. Curcumin blocks prostaglandin E2 biosynthesis through direct inhibition of the microsomal prostaglandin E2 synthase-1. Mol Cancer Ther. 2009 Aug;8(8):2348-55. d
6) Singh S, Aggarwal BB. Activation of transcription factor NF-kappa B is suppressed by curcumin (diferuloylmethane). J Biol Chem. 1995 Oct 20;270(42):24995-5000
7) Nahar PP, Slitt AL, Seeram NP. Anti-Inflammatory Effects of Novel Standardized Solid Lipid Curcumin Formulations. J Med Food. 2014 Dec 9